Título II. De los arrendamientos de vivienda

Capítulo I. Normas generales

Artículo 6. Naturaleza de las normas
Artículo 7. Condición de arrendamiento de vivienda
Artículo 8. Cesión del contrato y subarriendo

Adjunto vacío o tipo de entrada no es igual a ‘adjunto’

Modificaciones y actualizaciones

Capítulo I del Título II de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), tal como queda en vigor para contratos de arrendamiento desde el 6 de marzo de 2019.

A continuación, artículo modificado y fecha de su última modificación:

Artículo 7. Condición de arrendamiento de vivienda. Última actualización, publicada el 05/03/2019, en vigor a partir del 06/03/2019. Se modifica por el art. 1.3 del Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo. Téngase en cuenta, para los contratos celebrados con anterioridad, lo dispuesto en la disposición transitoria 1 del citado Real Decreto-ley.

Para alquileres formalizados en fechas anteriores, consulte el texto actualizado a la fecha de su interés.

Artículo 6. Naturaleza de las normas

Son nulas, y se tendrán por no puestas, las estipulaciones que modifiquen en perjuicio del arrendatario o subarrendatario las normas del presente Título, salvo los casos en que la propia norma expresamente lo autorice.

Artículo 7. Condición de arrendamiento de la vivienda

El arrendamiento de vivienda no perderá esta condición aunque el arrendatario no tenga en la finca arrendada su vivienda permanente, siempre que en ella habiten su cónyuge no separado legalmente o de hecho, o sus hijos dependientes.

Modificaciones del artículo 7:

Última actualización, publicada el 05/03/2019, en vigor a partir del 06/03/2019.
Modificación publicada el 05/06/2013, en vigor a partir del 06/06/2013.
Texto original publicado el 25/11/1994, en vigor a partir del 01/01/1995.

Artículo 8. Cesión del contrato y subarriendo

1. El contrato no se podrá ceder por el arrendatario sin el consentimiento escrito del arrendador. En caso de cesión, el cesionario se subrogará en la posición del cedente frente al arrendador.

2. La vivienda arrendada sólo se podrá subarrendar de forma parcial y previo consentimiento escrito del arrendador.

El subarriendo se regirá por lo dispuesto en el presente Título para el arrendamiento cuando la parte de la finca subarrendada se destine por el subarrendatario a la finalidad indicada en el artículo 2.1. De no darse esta condición, se regirá por lo pactado entre las partes.

El derecho del subarrendatario se extinguirá, en todo caso, cuando lo haga el del arrendatario que subarrendó.

El precio del subarriendo no podrá exceder, en ningún caso, del que corresponda al arrendamiento.