Plantas crasas: Reproducción (Parte I)

Tipos de reproducción
Recomendaciones generales
Reproducción por hijuelos
Reproducción por división de mata


Tipos de reproducción.–

Hay ciertos tipos de plantas crasas sin flores o con flores estériles que no pueden reproducirse por semillas, y de forma obligatoria deben ser reproducidas por cualquiera de las otras cuatro formas:

.
También es necesario reproducirlas de cualquiera de estas maneras cuando por su rareza buscamos un clon exacto de la crasa a reproducir, y no nos interesa la variabilidad genética que supone reproducir por semillas.

.

En esta entrada veremos unas recomendaciones generales, y el paso a paso sencillo de dos tipos de reproducción, que  resultan muy fáciles de llevar a cabo con éxito incluso por principiantes, como son:
.
– reproducción por hijuelos

– reproducción por división de mata

.

En la próxima entrada veremos el paso a paso de dos formas de hacer la reproducción por esquejes, que resulta también muy sencilla; entonces distinguiremos:

.
reproducción por esquejes de hoja (horizontal y vertical)

reproducción por esquejes de tallo

.

Otros tipos de reproducción, como por semillas y por injerto, requieren un poco más de experiencia.

Recomendaciones generales.–

– La manipulación debe ser siempre lo más precisa y delicada posible.
.
– Cuando debamos hacer un corte —reproducción por esquejes (de hoja y tallo)—, es mejor hacerlo con un filo previamente desinfectado con alcohol o a la llama.
.
– Cuando haya que separar una parte (reproducción por hijuelos y reproducción por división de mata) lo haremos de forma suave, teniendo cuidado de no dañar la planta madre.
.
– Trataremos de respetar las raíces cuando las haya (siempre en el caso de reproducción por división de mata y en ocasiones cuando separamos hijuelos).
.
– En las zonas de corte o separación, aplicaremos canela en polvo para evitar la aparición de hongos; también podemos aplicar azufre o carbón.

1. Reproducción por hijuelos.–

En plantas crasas que tienen hijuelos en la base, podemos llevar a cabo muy fácilmente este tipo de reproducción. Muchos cactus pueden reproducirse de esta manera.

.

Vamos con el paso a paso con un ejemplar de Cleistocactus con hijuelos en la base.
.

Crasas-Cactus-con-hijuelos

.

Paso 1. Separar los hijuelos. Separamos los hijuelos tirando suavemente de ellos; en algunos casos pueden salir con algo de raíz.

.

Crasas-Reproducción-por-hijuelos.-Paso-02

.
Paso 2. Dejar curar la herida. Aplicamos canela en polvo en las heridas (en la planta madre y en cada hijuelo) para evitar la aparición de hongos; dejamos curar la herida unos días. En verano, será suficiente dejar 7 días.
.
En la imagen, hijuelos recién extraídos de dos variedades de cactus (Mammillaria arriba y Cleistocactus abajo); en la parte inferior de cada hijuelo hemos aplicado canela en polvo.
.

Crasas-Reproducción-por-hijuelos-Paso-03

.

Paso 3. Plantar en macetas pequeñas. Con la herida curada, plantamos los hijuelos en macetas pequeñas, preferentemente individuales; en la imagen, tres de los hijuelos de Mammillaria del paso anterior, desarrollándose en sus macetas individuales.

.

Conviene mantener el sustrato húmedo mediante nebulizador, atendiendo especialmente los días de calor, y procuraremos no regar hasta que enraícen (en aproximadamente 4 semanas).

2. Reproducción por división de mata.–

Son varias las crasas que se reproducen muy fácilmente por división de mata, como la Haworthia y el Aloe, ambos muy prolíficos y muy fáciles de reproducir.

.

En este caso vamos a ver el paso a paso de la reproducción por división de mata de una Haworthia.

.

Cactus - Reproducción-por-división-de-mata-01

.

En la imagen, planta madre de Haworthia con numerosos hijuelos en la base.

.

Cactus - Reproducción-por-división-de-mata-01b

.

Paso 1. Dividir la planta madre. Con cuidado, ahuecamos ligeramente la tierra donde está la planta madre y separamos las matas que queramos. Pondremos especial interés en respetar las raíces de cada mata.

.

Cactus - Reproducción-por-división-de-mata-02

.

Paso 2. Colocar cada mata en una maceta nueva. Colocamos cada mata en una maceta nueva, con un sustrato lo más similar posible al de la planta madre.

.

Trataremos la nueva planta como una planta adulta, pudiendo regarla y cuidarla de la misma forma que hacíamos con la planta madre.