Alquiler con Opción a Compra. Ventajas e inconvenientes para el propietario (arrendador)

Ventajas e inconvenientes del alquiler con opción a compra
Recordando las claves del alquiler con opción a compra
Ventajas para el propietario—parte arrendadora
Desventajas para el propietario—parte arrendadora
Desventajas para ambas partes: propietario y comprador


Ventajas e inconvenientes del alquiler con opción a compra.–

El alquiler con opción a compra, al margen de ser un documento complejo que debe ser llevado por profesionales, tiene una serie de ventajas e inconvenientes para ambas partes. Con un buen contrato que contemple aspectos importantes conseguiremos potenciar las ventajas y disminuir los inconvenientes.

Recordando las claves del alquiler con opción a compra.–

Anteriormente hemos dado unas claves importantes para entender el alquiler con opción a compra; esta información es imprescindible para todo el que esté interesado en este tema, por lo que recomendamos encarecidamente haber consultado en primer lugar:

.

Claves del Alquiler con Opción a Compra

.

En dicha entrada podrá conocer datos importantes como:

.

— Qué es un alquiler con opción a compra

— Qué es una opción de compra

— Cuestión de forma

— Regulación y margen de actuación

— Otorgamiento ante notario

— Registro de la Propiedad

— Otros datos importantes.

Ventajas para el propietario (arrendador).–

– El propietario consigue liquidez por el precio de la opción.

.

– El propietario se asegura un cobro periódico (mensualidades) hasta que el futuro comprador ejerza el derecho a compra.

.

– El impago de una sola mensualidad hace que el inquilino pueda perder la opción de compra y con ello la prima que entregó por la misma, por lo que esto es por sí mismo un seguro contra impagos del alquiler.

.

– Ante un impago de alquiler, el propietario puede instar desahucio.

.
– Permite que el piso no sólo no esté vacío (con su consiguiente deterioro) sino que además esté bien cuidado por inquilinos que previsiblemente serán futuros propietarios.

.

– El propietario tiene derecho a beneficios fiscales por poner en alquiler su vivienda.

.

– El propietario no tiene que ocuparse de buscar un futuro comprador para su inmueble.

.

– Si el inquilino decide no comprar la vivienda, el propietario se quedará con lo entregado por la opción y con las cuotas entregadas por el alquiler, y podrá volver a disponer con total libertad de su propiedad.

Desventajas para el propietario (arrendador).–

– El propietario no recibe la totalidad del precio de la vivienda desde el inicio sino en diferentes momentos y plazos.

.

– Mientras dura el contrato, el propietario no puede disponer de la propiedad; tampoco puede venderla aunque le ofrezcan un precio mayor al pactado con el inquilino.

.

– Si el propietario no cobra un precio por la prima o si el precio de venta era elevado y hay una bajada en los precios, puede encontrarse con que el inquilino simplemente no compre la vivienda por mil motivos: ya no le interesa, ha encontrado otra más barata, acepta un traslado por motivos laborales, etc.

.

Es decir, el cobro de la prima viene a ser una “garantía” de interés real de futura compra que el inquilino da al propietario. Cuanto más alta sea la prima, mayor interés de compra indica por parte del inquilino.

Desventajas para ambas partes: propietario y comprador.–

– Fijar el precio del inmueble al inicio del contrato no permite modificarlo posteriormente —a no ser que se acuerde lo contrario—, por lo que una de las dos partes puede salir perjudicada en caso de oscilaciones del mercado.